Historia

HISTORIA DE LA FILÀ ABENCERRAJES

ABENCERRAJES

Esta historia, aunque refleje hechos, causas y cosas sin transcendencia valorable, es de recomendable narración, siquiera para que las generaciones venideras oteen el pasado y que forma, el presente que ahora mismo disfrutamos y en el futuro; que vean los esfuerzos y sacrificios que han hecho todas las personas que han formado parte de nuestra Fila.

La fundación:

Corría el año primero del siglo XX.
Se formaban planes para creación de «Comparsas» con modalidades que satisfacieran nuevos gustos y a la crítica popular que siempre se presta a la censura.

La sociedad APOLO tenía candente su ambiente. Surgió algo desagradable para la Corporación musical «La Primitiva» y tanto igual para los socios de la mentada sociedad: La «Banda» había tenido un altercado con la «Comparsa» a la que venía amenizando en fiestas desde varios años. ¡Si tuviese APOLO una, no se reirían de nuestra «Música»!; decían los apasionados.

Varios entusiastas tomaron la iniciativa y encargaron hacer el boceto para una del Bando moro; poco se tardó en realizar el propósito. Sumáronse adeptos y al llegar las fiestas de 1902 estaba todo dispuesto.

El boceto, que satisfizo, se convirtió en auténtico figurín, y a la primera «Comparsa» que dio el siglo, la de Marraquesch, seguiría otra, la de… faltaba un título pomposo y adecuado, la de… ¡Ya está! Manuel García Falcó acababa de leer una novelita de Chateaubriand, de ella salió el nombre y se presentó por Remigio Valor Peidro a la Directiva de la Asociación, y el 11 de mayo de aquel año fue aprobado por la Junta general el DISEÑO de los moros ABENCERRAJES que pintó al óleo el experto artista Rafael Peidro Peidro. APOLO tenía «Comparsa», y además, banda musical cuando terminara con la que estaba comprometida.

Faltaba una parte para el todo; A los cinco fundadores que figuran en la foto y que son: Josè Sanz Herrero, Camilo Beneyto Pastor, Isidro Moltò Ortiz, Francisco Paya y Manuel Garcia Falcò, se unieron estos otros individuos:
José Miralles Pastor, Tomás Marzal, Pedro Pujol, Remigio Valor Peidro, José Carbonell Monerris, Enrique Ripoll, Antonio Pérez, Enrique Miralles, Eduardo Candela, Jorge Gisbert Botella, Santiago López Satorre, Enrique Tur Vicedo, Joaquín Carbonell Santonja, Rodolfo Terol Pastor, Santiago Blanes Santos.

Se inició la “crehuá “, siguieron las recaudaciones y “montepío” y al filo del fin de aquel mismo año, por un trabacuentas entre elementos de «Comparsa» y «Música», quedó todo en agua de borrajas.

Y se repartieron los fondos aportados, quedando los más entusiastas con la consiguiente decepción.

Pronto reaccionaron éstos en plan de reorganización y el 25 de abril de 1903 se presentó de nuevo el DISEÑO, reaprobándose, el 24 del mes siguiente. Ya fue serio el empuje, en el acto de la GLORIA de 1904 participaba la representación de los ABENCERRAJES en la persona de Santiago Lopèz Satorre quien recogió los parabienes del público expectante que cancelaba sus exigencias al prodigarlos.

Los quince ” festeros ” que figuran en la relación antes comentada se vistieron y cada uno de ellos, pagó 85’18 pesetas por costo de cada equipo, incluido desde las albercas a la plateada cimera del turbante, armas y pertrechos defensivos. ¡Vaya ganga! Ni que decir tiene que la Primitiva y APOLO, que fue y sigue siendo soporte de su existencia, quedaban enraizados a la “Comparsa” y con ella vivieron las primeras emociones conjuntas.

Ya en el propio año 1904 Don Miguel Pérez Domínguez ” obsequia a la Comparsa Abencerrajes”, con la partitura original denominada “marcha árabe”, original de Don Camilo Pérez Laporta, titulada “BENIXERRAIX” (que del árabe significa Abencerraje). En el año 1907 la Filá salió a la calle al son de la primera marcha mora de las fiestas, se escribió consecutivamente para ese fin y su autor fue Antonio Pérez Verdú. Aquella pieza se tituló “ABENCERREIX”, y posteriormente “A BEN AMET” o “MARCHA ABENCERRAJE”, y cuando se escuchó por primera vez en la calle el público quedó admirado por su belleza, y posteriormente paso a llamarse popularmente “la música de les carabasetes”.

El 15 de mayo de 1909 aceptó la Bandera y el cargo de Alferez para el año 1910 comprometiéndose Luis Torrijo a desempeñarlo, pero circunstancias adversas se lo impidieron y le sustituyó Josè Sanz Herrero que le dio cumplimiento.

Una posición peligrosa hizo zozobrar las fiestas en este año y después de acordada su no celebración, el 13 de marzo se rectificó el propósito por 35 votos a favor y 3 contrarios, entre estos últimos el de los ABENCERRAJES que a pesar de ello cumplieron el compromiso contraído que enlazaron con el de 1911 superándose en motivos de nuevo estilo para animar la “Entrada”, y con portentosa presentación y montaje del aparato propio de este acto, Enrique Solbes Garcìa tomó el mando de Captàn 1912 de las huestes musulmanas. En 1912 por no asistir la oportuna representación al desfile de “Proclamación de fiestas”, fue sancionada reglamentariamente, perdiendo el puesto que concede el derecho de antigüedad y pasó tras la de “Mudéjares”. Este contratiempo entibió los ánimos, y unido a que “La Primitiva” no veía la situación muy alentadora y que adquirió compromiso con la Filà “Lana” durante los dos próximos años que le correspondían los cargos de mando.

El diseño de los ABENCERRAJES pasó a la Congregación de S. Luis Gonzaga. Participando en las fiestas con la Banda de la Beneficencia de Alicante.
Se estaba en 1913; con voluntad y animos debían cortarse las disidencias y disgustos y finalmente despues de un entendimiento entre todos fue conseguido. Un injerto de elementos jóvenes, de probada afinidad, proporcionaron vitalidad a los decaídos entusiasmos, y al ingresar en ella, resurgió pujante y briosa la triple hermandad al servicio unánime de la fiesta de Alcoy. Revierte a su procedencia y otra vez ubican APOLO, “La Primitiva” y los ABENCERRAJES en el mismo fraternal ambiente.

Hay un periodo de tiempo que no se desarrollan acontecimientos dignos de mención, a no ser que quiera saberse que fue sancionada con una multa de QUINCE pesetas por aletargamiento en la “Entrada” de 1919; que al compás del tiempo, el elemento novel bullía sus ansias por ocupar puestos en la “Escuadra” que hubiesen de dejar vacantes los de edad más avanzada, y que en 1921 declinó en la “Lana” llevar el Capitán que correspondía a la de “Granadinos” que poco antes de estas fiestas quedó extinguida.

Este año tomó parte en un Concurso de faroles-guías luciendo una soberbia carroza con fantástica iluminación eléctrica, ejecutada bajo la dirección del pintor Antonio Solsona, cuyo tema era “un águila de cuyas garras pendía el pueblo de Alcoy” que el público unánimemente juzgó como merecedora del premio primero.

No lo entendió así el jurado y la eliminó del Certamen, concediéndole sin embargo un galardón extraordinario consistente en un diploma especial y medalla de oro con la efigie de San Jorge.
Los ABENCERRAJES protestaron el fallo rebelándose contra el Presidente del jurado, que lo era el Asesor artístico, promotor de él, quien dimitió de su cargo como igualmente por solidaridad el propio Presidente de la Asociación. Se arreglaron cosas, los dimitidos se retractaron, los reclamantes admitieron explicaciones y la medalla, no así el diploma, que fue regalada al autor del proyecto, cuya viuda doña Josefa Monllor Candela guarda aún en el relicario de su pecho con ardorosa devocion.

En 1922, al corresponderle por segunda vez el Alférez, se conformó unánimemente que el presupuesto del traje pertinente y el de Capitán en las fiestas subsiguientes se costease de los fondos aportados por la masa de sus “individuos”, a condición que el primero lo desempeñara el más viejo de entre todos, y el segundo quien o quienes oportunamente se acordare. Al pie de la letra se cumplió lo convenido. Isidro Moltò Ortìz, fundador y “sargento” de la Filá, con ilusión de segunda infancia fue el Alferez 1922

Y en 1923 vistieron el alhajado traje de Capitan, Josè Sanz Herrero en la “Entrada” por jerarca máximo, Francisco Satorre Miralles en la Procesiòn de la mañana, Simeòn Pastor Espì en la tarde, Agustìn Colomer Tomàs en la “Retreta”, en la “Embajada” Federico Moltò Ortìz y por ultimo Rafael Pascual Aznar en el “Alardo” por más aguerrido.

Un derroche de juventud y alegría animó aquellas fiestas memorables del 23 y un derroche de placeres, también fue prodigado a los ABENCERRAJES por su ostentoso atuendo, entre el que formaba parte por vez primera en los anales festeros una “escuadra” de esclavos bereberes con trajes tan diferentes del DISEÑO como diferentes entre sí.

En 1928 aportó, el antojo de estrenar una buena “Marcha mora”, y comunicado el deseo a D. Julio Laporta Hellín por entonces director de “La Primitiva”, se estaba en la tercera decena de marzo, en sólo quince días hizo brotar de su inspiración y compuso UN MOBLE MES, en la que el propio autor escribió: ” dedicat al gran entusiasta fester, comerciant y acaudalat propietari Don Francisco Moltó Aznar “, que tenía una tienda de muebles y se le conocía con el sobrenombre “el pansit”, que fue consagrada como la pieza musical de más permanente popularidad entre las de su orden y finalidad.

Falleció contados días después el señor Laporta Hellín y al sucederle D. Camilo Pérez Monllor, aprovechó éste la oportunidad de una cena íntima con que fue obsequiado por la Filá, para hacer surgir en ella la iniciativa de reponer por anticuado todo el instrumental de la Banda Primitiva, cuya dirección le había sido confiada.

Aquella misma noche, entre “colpet” y “colpet” quedaron ligados los anfitriones al compromiso de cooperar en vanguardia a lo que se convirtió y fue realidad inmediata.
Poco más de tres meses después, podía verse expuesto en local distinguido de la calle de San Nicolás el flamante juego de instrumentos adquiridos. Por discrepancias en 1932 con la Comisión Municipal de Fiestas, no actuó en las que se celebraron y buena parte de los ABENCERRAJES se las organizaron para un simulacro en Mallorca, y con San Jorge al frente de la expedición embarcaron el 21 de abril en el vapor correo, en cuyo suntuoso comedor, con permiso del Capitán de la nave y en sitio de mayor preferencia fue entronizado el Santo que durante el viaje por mar fue Patrón de la marinería y pasaje, siendo sucesivamente festejado durante la permanencia en la isla con los actos y honores cual si propiamente se hallara en sus dominios patronímicos. En 1934 se reincorpora de nuevo hasta que la guerra civil abrió el paréntesis de 1936, que cerrado en 1939, hizo brotar el don que le es peculiar.

El Primer Tró, Indalecio Carbonell Pastor, convocó, reunió, organizó y animó, sobre todo, a los elementos de solera y a los que se les adhirieron, resurgiendo con mayor pujanza, si cabe, la Filá Abencerrajes. Precipitase el bienio 1942-43 y con él las obligaciones de ostentar el Alferez y Capitan en tercera vuelta; Francisco Perez Torres (Sou) tomo a su cargo la misión, y el jefe de los mahometanos gana una nueva batalla al Tiempo y a la Tradición. Con presteza y desprendimiento acudió siempre a las llamadas de la Caridad y cuantas veces fue requerida, no restó medios en favor del necesitado.

En el año 1942, tuvo otro acontecimiento memorable en sus blasones, el agasajar a una comida a los vecinos del barrio de Caramanchel.
Van pasando las fechas y la vida confraternal sigue el impulso iniciado en los tiempos de su fundación.

Las reuniones diarias, así, sin discontinuidad, de cuantos albergan un verdadero afecto por la Comparsa, les liga tan íntimamente que es una sola voluntad que les guía hacia la constante finalidad de sostener el culto a las «Fiestas» de que tan encariñados se sienten.

En el año, 1954, era la cuarta vez que los Abencerrajes actuaban con el Alferez y su bandera. Desempeñó el cargo Jose Paya Perez.
Diseñó el traje del jerarca así como el de la escuadra de negros el paisano pintor Ramón Castañer que además dirigió la confección, ambos acertadísimos; el primero era un primor en lujo oriental y el segundo de una fantasía deslumbrante en cuanto a colorido y efectismo del figurín.

Empezaron las fiestas y tras una primera Diana ordenada, lucida y bien llevada la escuadra por el cabo a su destino, rompen filas para reparar fuerzas y unirse al resto de su mesnada preparándose todos para la Entrada.
Es la tarde. Timbales y clarines con el Primer y Darrér tró anuncian que les sigue el Alférez. Este, jinete sobre un camello dromedario ricamente enjaezado va precedido de moros notables y tras él su Embajador y Abanderado con igual montura continuando más dromedarios cargados de enseres; todas las bestias eran conducidas por auténticos nómadas procedentes del oasis de Smara en el Sahara español.

Sigue el cortejo que intermedia una linda carrocita con dos moras y su guardador custodiados por cuatro esclavos y después una caravana de asnos morunos, en parejas, sobre los que cabalgaban sendos rifeños con sus esposas caminando a pie vestidas de blanco con toda propiedad, embozadas hasta solo asomar los ojos, siendo portadoras de cántaros y algunas llevando su hijito entoallado a la espalda.

Varios jinetes ostentando cabezas de enemigos empaladas van delante de la escuadra de negros, ésta poderosamente llamativa, adelantando al ritmo de sones musicales retumbantes.
Súmanse infantes abanderados en dos hileras entre las que rueda una carreta con pertrechos.

Más parejas de auxiliares y la escuadra de los Abencerrajes altiva y sonriente con su habitual banda que lleva delante cuatro moras tocando a compás grandes panderos.

Cierra la formación el Cop con su prole y dos acompañantes.
Los espectadores aguantando la lluvia que duró lo que el desfile, aplaudían entusiasmadamente.
El resto de actos oficiales desarrolláronse con normalidad siendo de relieve el Alardo que contó con numerosos combatientes.
En 26 de enero de 1955 dimitió de Primer tró, Manuel Castañer Abad, y tras serle aceptado se le otorgó el mismo cargo a título honorífico, sustituyéndole Remigio Cremades Domenech.
Era año de Capitan 1955 y se observaba vaciedad en la relación de festeros.
Se formaron los planes para nutrirla, nombrándose para jefe del ejército mahometano a Francisco Satorre Miralles (Ricachón), así apodado porque al ser empleado del Banco de España de Alcoy se guardaba los
pequeños trocitos de billetes que se taladraban al ser anulados en él
banco, y los tiraba en fiestas como confeti, afirmando que los obtenía de agujerear los billetes oficiales que a él le sobraban, la gente al observarlos detenidamente comprobaba que eran de billetes de verdad y le llamaba de esa guisa.

Se lograron los propósitos de incrementar el número de participantes, entra en ejecución el ropaje para jefe, esclavos y demás de acuerdo con los bosquejos de Castañer; movilizáronse los que también anónimamente se esclavizan en los proyectos de contenido y organización, y con todo ultimado se presentó el 22 de abril. Primera Diana.

En el centro de los dos bandos se desenvuelve la escuadra con óptimo desenfado y pulcramente equipada.
Prevé los acontecimientos de rigor hasta la Entrada y los aprovecha. En ésta, con cielo nublado y amenazador, a su hora de la tarde rompe marcha el Sargento Mayor cabalgando un dromedario al igual que dos guías que le eran acompañantes.

Les siguen bandas de trompetas y atabales con un núcleo de vanguardistas y sobre brioso corcel árabe alazán ocupaba su puesto el Capitán, bajo llamativo parasol, haciendo gala de su autoridad y magnificencia del indumento lujosamente ataviado.

Le prestaban guardia el cuerpo de su Estado Mayor montando caballos a los que seguían otros con espingardas. Formaban detrás familias kabileñas, como en el año anterior, que tanto llamaron la atención, y el desfile de motivos poco más o menos cual se desarrollaron con el Alférez, agregando una bonita carroza figurando el jardín de un alcázar animado por preciosas damitas.

En 24 de diciembre del mismo año se produjo el doloroso óbito del Primer tró Remigio Cremades, adicto y ejemplar festero, ocupando la vacante en 31 de marzo de 1956 Jorge Pérez Pérez hasta el 10 de mayo de 1959 que le relevó José Botella Vilaplana.

Entre estas fechas hubo algunas particularidades mencionables. Una, la creación de la marcha titulada «Abencerrajes. Tarde de abril» original del compositor alcoyano, D. Amando Blanquer Ponsoda, que dedicó a la Filá y estrenada en la Entrada de 1957 para los titulares por la Primitiva dirigida por el veterano maestro D. Fernando de Mora, con el detalle de formar en la escuadra su autor; fue un éxito contundente.

Otra en la segunda Diana de 1958 en la que alinearon dos escuadras, una infantil y otra detrás de mayores, sustituyendo éstos lanzas por guitarrones de cañas; ejecutaba la Banda la pieza musical “El desgavellat” y cuando correspondían los solos, el que actuaba de cabo de los mayores, Leonardo Satorre, daba entrada a los solistas, que con castañuelas, pulsaban sus instrumentos a compás, con tal efecto, que el público siguiéndoles aplaudía entusiasmado.

Esta pieza musical, de acordes magistrales, fue dedicada por el autor Don Julio Laporta Hellín, con el siguiente texto: ” A la sucursal de Apolo. Petit desgavell, o siga, petit pasodoble -sense pretensions -, que yo, el autor
dedique a tots els desgavellats y amics meus que componen la comparsa Abencerrajes. Alcoy, enero 1927 “.

Y desde entonces por la calle de San Nicolás en la segunda diana y en casos excepcionales por el Pais Valencia, los Abencerrajes desfilamos con la interpretación del Desgavellat acompañados por individuos de la Filá haciendo sonar guitarrones de caña.

Y por último la creación del banderín heráldico para cada Filá; el de los Abencerrajes proyectado ¡cómo no!,por Castañer, lo bordó primorosamente Doña Pilar Oltra ostentándose en las fiestas de 1959, tras las que la Directiva de la Asociación ofició a la Filá felicitándola por su comportamiento en ellas y agradeciendo la aportación del banderín. Muy previsores, en 1961 pensando en los venideros años de cargos y que la cuota de los «individuos» resultaba baja acordose elevarla, para engrosar el caudal, cuya tesorería rige el casi perpetuo y competente Rafael Botella Sempere (Bambeta), Abencerraje por donde se le mire, después de haber pertenecido a la banda musical afecta a éstos.

Otros objetivos fueron la adquisición de elementos para renovación y aumento de vestuario más la captación de festeros capaces de dignificarlo. En 1962 las previsiones se alcanzan consiguiendo el ingreso de numerosos asociados seleccionados y que el estado económico ofrezca el signo apetecido.

Entraron en actividad veteranos y noveles actuando en la Trilogía festera cual corresponde a todo participante consciente.

En la primera reunión de Junta general ordinaria de la Asociación en este año se pidió la inclusión del niño Francisco Gisbert Gozálbez en la lista de pretendientes a ejercer el SANT JORDIET en el siguiente, con la fortuna de ser elegido en el sorteo correspondiente.

Llegadas las fiestas de 1963 cumplióse con las disciplinas a que obligan el compromiso contraído con la más destacada figura representativa en ellas, prestándole honrosa asistencia Filá y música acompañándola a los actos en que interviene, compartiendo con los Mozárabes la escolta desde el Castillo, tras su aparición en la fortaleza, hasta su morada, iluminando con antorchas el recorrido durante el cual prodigáronse nutridos aplausos a tan significativa personalidad. El primer campeonato de «cotos» 1963-64 organizado por la Directiva de la Asociación tuvo la nota destacada de formar en el equipo Abencerraje el Excmo. Sr. Coronel comandante militar de Alcoy D. Carlos Valero Coll que neófito en éstas lides no conocía los juegos aprendiéndolos rápidamente y previo adecuado entrenamiento actuó en dos partidas. Quedaron finalistas Abencerrajes y Vascos que jugaron la final en el Hogar del productor repleto de festeros, ganando los primeros con el equipo Antonio Botella Vilaplana y José Pascual Alfonso habiendo sido seleccionador Camilo Valls Ribes. Recibieron la Copa trofeo de manos del Excmo. Sr. Gobernador civil de la Provincia D. Felipe Arche Hermosa allí presente con otras autoridades locales entre ellas el Sr. Coronel antes nombrado, el Alcalde, D. Francisco Vitoria Laporta, Presidente de la Comisión Municipal de Fiestas D. Baldomero Satorre Barber, Presidente y Secretario de la Asociación Don Francisco Boronat Picó y D. José Luis Mansanet Ribes, respectivamente y otros directivos.

El diploma acreditativo lo entregó el Sr. Alcalde a los vencedores. Se jugaron 52 partidas, ganando 26, perdieron 12 y empataron en 14. Con el entusiasmo consiguiente se organizó la indispensable «Entraeta» formando todas las autoridades y festeros que presenciaron la victoria.

El 10 de mayo por dimisión de José Botella Vilaplana suplió su puesto de Primer tró Rafael Bou Aparicio por decisión unánime de la Filá. En 1965 se modificó el «Diseño» con algunos detalles adaptándose una nueva faja que resultó cómoda, vistosa y práctica, conjuntando muy bien con el traje, al que le ejerce mayor prestancia.

El ejemplar comportamiento de los individuos en las pasadas fiestas, aleccionados por sus directivos, mereció plácemes del público observador y la felicitación oficial, además de haber sido incluida la Filá en la relación de las que podían obtener el premio de 2.000 pesetas que el Ayuntamiento asigna para sortear entre las de mejor actuación.

También Ramón Castañer premió a los suyos con el obsequio del nuevo «Diseño» pintado al óleo por su mano maestra, recogiendo las modificaciones introducidas.
En 1966 se jugó el tercer campeonato de «cotos» resultando finalistas por eliminatorias Alcodianos y Abencerrajes que actuando en la final ganaron también éstos últimos con el equipo formado por Abelardo Pérez Pascual y Camilo Valls Ribes, recibiendo el trofeo entregado por las autoridades presentes igurando entre tales D. Baldomero Satorre Barber como Teniente de alcalde de Fiestas que entregó la copa y don Jorge Silvestre Andrés Vice-Presidente de la Asociación que hizo entrega del diploma.

En las fiestas respectivas se cumplió con el orden llevar uniformados a sus “cartucheros” por holgados capotes, especie de albornoz con capuchón, de colores chillones en contraste con los de los guerreros a quienes servían.
El resto del año empleose en preparativos para el siguiente que con Alférez la Filá custodiará nuevamente la figura señera de la Fiesta que por insaculación correspondió al niño Guillermo Berenguer Jordá hijo del entusiasta Abencerraje D. Julio Berenguer Barceló, a la sazón cronista particular de su conjunto en aquellas fechas. La indumentaria del subjefe mahometano fue debida al ingenio de Castañer y la escuadra de esclavos original de Gonzalo Matarredona, que también concibió la del SANT JORDIET.

El puesto de Alférez lo ocupó José Sanz Llopis fester desde su nacimiento e hijo de quien 57 años antes se había desenvuelto con igual cargo y Filá de la que fue fundador, D. José Sanz Herrero, de inolvidable recuerdo. En Abril de 1967.

En su día cumplen los Abencerrajes con la primera Diana formando la escuadra que marcó el paso al son del pasodoble ” Remigiet “. Ordenado el boato para la tarde acometen a un rancho extraordinario sin que falle nadie de la tropa. Terminado éste, bien dispuestos observan el plan previsto para la Entrada desde su lugar, que inician las baterías de ruidosos sones anunciadores y varios jinetes de la Filá a los que sigue soberbia carroza que sirve de trono al Alférez, José Sanz Llopis.

Éste, majestuoso y simpático con vestimenta nobilísima y de una nueva traza era motivo de constantes aplausos. Tras él un caballo de respeto, el embajador y el abanderado más un santón sobre una acémila. Continuaban moros notables y parejas de infantes con grandes banderas pertenecientes a las notabilidades que les precedían y la escuadra de esclavos cuyo equipo de conjunto era un derroche de policromía y originalidad al que se unía un nutrido grupo musical exótico.

Más infantes con banderines y entre sus filas dos pebeteros humeantes desprendiendo delicados perfumes y carroza con abundancia de moritas y pequeños moros; aparecían después ostentadores de cabezas enemigas enfiladas a punta de lanza y la escuadra de Abencerrajes al ritmo de una nueva y original marcha del paisano D. Amando Blanquer titulada «Any d’ Alferis» interpretada por la Primitiva interviniendo nutrido grupo de pequeños kabileños con instrumentos de percusión.

Cerraba la formación otra lujosa carroza inspirada en los colores de la Filá, lanza y escudo, ocupa a por moras de la nobleza bajo la vigilancia de un piquete de fuerzas en retaguardia. Llegó el día de San Jorge.

La segunda Diana abundante en infantiles festers acaba con el desayuno reglamentario después del cual la Filá, en formación, parte con el Alférez en busca de SANT JORDIET para custodiarle hasta la Iglesia de San Jorge desde la que tomará parte en la Procesión de la Reliquia.

En el Templo de Santa María ofició la misa mayor el Ilmo. y Rvdmo. Sr. D. Rafael González Moralejo obispo capitular de Valencia, de quien recibe su primera comunión Guillermito, representación humana del Santo Patrón. Terminada la misa fue reintegrado a la casa paterna y por la tarde se actuó de igual manera para su asistencia a la Procesión general.

Al día siguiente, en el Alardo, disparó por la mañana como Alférez, José Francés Blanes en puesto de José Sanz Llopis que lo hizo por la tarde. Con 27 guerreros disparando se perdió la batalla. Sigue a ella trasladar a SANT JORDIET al Castillo y después de su APARICION sobre las almenas de la fortaleza y

diezmar al enemigo con sus saetas, sale de ella montando un pequeño caballo blanco con las riendas gobernadas por el Alférez precediéndoles cuatro pajes con faroles pertenecientes a la Reliquia, todos cercados por dos filas de Abencerrajes con antorchas siguiéndoles bandas infantiles de cornetas y tambores más la banda musical; los aplausos sonaban a cataratas.

Terminó el acto y las fiestas, al llegar a la morada de Gillermo Berenguer Jorda “Guillermito” donde despidió a los acompañantes con los estampidos de una traca final, regresando a su cuartel el Alférez vencido y con lo que quedó de sus huestes.

En Abril de 1968 desempeñó, con insigne porte e increíble boato, el cargo de CAPITÁN D. Jorge Mira Rovira, representando magistralmente al caudillo de las fuerzas mahometanas AL-AZRACH.

En 1980, desempeñó el cargo de ALFEREZ: Luis Mataix Araño.

La Fila Abencerrajes con su primer tro Jose Botella Vilaplana que por el fallecimiento de su Madre le sustituyo Paco Paya Martí darrer tro y el resto de Junta, para dirigir toda la Alferecía Abencerraje en la trilogía, se inicia el Boato en el Partidor a la 7,05 y causa impacto en el público tanto en los llamados entendidos como los que no son tanto.

La participación de varios Abencerrajes componentes de la Cazuela hacen que la puesta en escena sea espectacular, fuera de lo normal, de las costumbres y lo que la tradición mandaba hasta esos momentos.

Las notas musicales, los nobles y los enlutados caballeros, un poco tartarico, con el Alférez sobre una carreta tirada por una yunta de bueyes causo autentica sorpresa que cambio los moldes de la interpretación en la entrada de moros. Estuvo todo estéticamente perfecto, no se podía pedir más.

La idea de Alejandro Soler. Esta perfectamente llevada a la realidad, no falta una solo detalle que no esta plasmado en esta composición.

El Alférez ataviado como un nómada del desierto, con una escuadra de negros especial, con tunica talar y un aparatoso yelmo fue algo desconcertante, acompañados por la Unión musical de Lorcha

Para unos quizás le faltaba algo de color, pero para otros todo formaba un hilazon desde el principio al fin incluyendo la escuadra de Blancos con la Primitiva dirigida por Gregorio Casasempere Gisbert y acompañado a la banda un gran grupo de Abencerrajes y simpatizantes todos unirlos en una turba y con instrumentos de percusión, no podía ser de otra forma que interpretando la L èn tra dels moros.

El montaje de este boato se parecía a los “Cecil B.Mille” que cerraba la espectacular entrada de moros
Lo cierto es que Luis Mataix Araño será un Alférez para recordar en muchos años en las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy.

En 1981, desempeño el cargo de CAPITÁN: D. Gonzalo Matarredona LLopis.

Esta crónica se inicia con las noticias sobre el tiempo nos hacen llegar en vísperas nuestras fiestas de Moros y Cristianos, no son nada favorables según estos periódicos:
La verdad “Insólito en el mes de Abril: Nieve en la Font Roja”

Las provincias “Ni la nieve impedirá que la Fiesta de Moros y cristianos siga adelante”
Información “Pilar Mompo la primera mujer que dirige el Himno de Fiestas bajo una lluvia torrencial”

Durante la mañana del día 22 llovió, pero a las 16,30 horas, en el momento que nuestro Capitán iniciaba su Entra el sol lucia en todo lo alto, igual que Gonzalo Matarrenona Llopis montado en su pequeño carruaje, tirado por corceles pintureros y con el escudo de la Fila como guía de lo que iba a ser el Boato.

La carroza del Capitán va precedido por burritas con alforjas llenas de laurel y flores olorosas que van repartiendo por el recorrido.
El capitán va saludando con la espingarda en la mano, todo el diseño se su sequito lo a diseñado el, el traje es sobrio de colores plata, negro y marfil y la faja de los colores de nuestra Fila que el se siente muy orgulloso de representarnos.

A continuación le sigue su hijo Jaime Miguel en un poney.
La carroza de la favorita simula a un patio nazarita con fuentes y surtidores que le dan un ambiente de frescura.
La banda que le acompaña nuestra Primitiva y con LÊntra del moros.

La escuadra de negros, que también esta diseñada por él, la calificación que le dieron a nuestra Entra de sobresaliente, tanto por la brillantez, como el tono general del acto, su orden y la perfección con que se desarrollo.

Gonzalo Matarredona Llopis, también en este año salio de Gloriero compartiendo el honor con José Botella Vilaplana y José Pérez Tomas.

En el año del Capitán de Santiago Guillen salio cerrando su boato, en una carroza que lleva encima un gran turbante.
Además Gonzalo Matarredona, gano el concurso de carteles de fiestas de los años 1955 y 1962.

Joan Valls le dedico una composición poética y del cual sacamos estos párrafos:

Sonaran aplaudiments quan vegan sobre el caball la figura sobirana del manific Capitán.
Home que a sentit la festa
Em la massa de la sang.

Home que ofrena el seu carrec Per devota voluntat.

Siempre quedara en la memoria de los alcoyanos y sobre todo de los miembros de la Fila Abencerrajes esta maravillosa Capitanía y sobre todo nuestro querido Gonzalo Matarredona.

En 1994, desempeño el cargo de ALFEREZ: D. Francisco Payá Martí.

Coincidiendo al igual que en el año 1967 con el SANT JORDIET, que fue desempeñado por Jorge Balaguer Catalá, Abencerraje infantil, que desempeñó el cargo con sumo esmero.
El diseño del traje del ALFEREZ, el de la favorita, la hija de Paco Payá la Srta. Estefanía Payá Guillem, el del rodella el hijo Quico Payá Guillem, el de los caballeros, la escuadra de esclavos, los trajes de acompañantes y todo el boato en su conjunto fue realización del diseñador y confeccionador Alejandro Soler. Mención especial merece el conjuntado desarrollo musical que tuvo la entrada de moros de los Abencerrajes, coordinada por el director de la Banda Primitiva Gregorio Casasempere Gisbert, que tuvo su inicio en la visita y concierto que desarrollaron los Abencerrajes en la vecina población de L’Adsubia, ruinas donde se cita que nació el caudillo AL-AZRACH, y que se realizó en el mes de noviembre.

El diseño del traje del SANT JORDIET fue obra de la madre del niño, Sara Catalá Reig.
El boato se inicia con la Heráldica llevado por un Abencerraje montado a caballo y otros alrededor repartiendo una hojas detallando el argumento que van a ver a continuación.

Abencerrajes de 4 en fondo, estandartes y gente llevando banderas dan paso a 6 personajes que visten su diseño espacial con caballos.
Un centinela situado en un minarete que es llevado por 12 servidores, el ballet de Ana Calvo con una composición origina de Gregorio Casasempere.

La escuadra especial con trompas de elefantes, metales y pedrería su maquillaje de fantasía con la Banda de Orcha interpretando la marcha Juanjo.
A continuación 8 moros repartiendo pétalos de flores, después la carroza de la guardia personal, en total 12 que escoltan el estandarte de su señor, llevan además 4 enormes perros.

Una monumental carroza que es tirada por un elefante y en ella van 2 moros colocados en la parte inferior, 1 cristiana cautiva, la rodella con su escudo y el Alférez que lleva cada uno, una paloma que sueltan a su llegada a la plaza le acompaña la fafaria de Gori Casasempere con la composición Per L`Alfaris con la Xafiga de Muro.

Las crónicas dicen que como siempre los Abencerrajes no han defraudado en esta Tarde de Abril.

En 1995, desempeño el cargo de CAPITAN: D. Santiago Guillem Mataix,

Quien acompañado de toda, la ya numerosísima, corte de Abencerrajes desempeñó el máximo cargo de las huestes moras con suma dignidad. Todos los diseños fueron realizados al igual que el año anterior por el diseñador Alejandro Soler.

El boato tenía elegancia y originalidad
La melodía Per Uzulu de Gori Casasempere suena desde el inicio con acompañamiento estandartes y grupos de moros.
Hay una torre de minarete y un muetzi que convoca a la oración, con un grupo folklórico que ha venido de los Atlas marroquíes y que le dan un toque de colorido y de autenticidad del espectáculo acompañado por un coro que forman una bonita algarabía.

La carroza del Capitán es llevada por 52 mujeres que tiran de unas largas cuerdas, al frente dos percusionistas con sus timbales, al lado del Capitán la rodella que es su nieto Santiago y que lleva un atraje parecido a el.
Baja con la composición Laor de Gori Casasempere con 150 músicos.

Un grupo de personajes ricamente engalanados representa las diferentes profesiones al servicio del Rey con sus parasoles detrás las Banda de Benaguacil con un Mobles mes.
Una plataforma con la Guardia que custodia al ballet de jóvenes al ritmo de la marcha Anabel.

Las nueras del Capitán van en una carroza envuelta de moros.

La escuadra de negros diseñado por José Vicente Roman Francés y estrena marcha mora titulada Germans escrita por Pedro Estevan.

El diario Información publica su crónica de nuestro Capitán con estas frases:
El traje riquisimo, sin ostentación elegante y regio, moro rico, la carroza un goce a la vista, una escenografía deslumbrante, favoritas, caballerías etc. complementan una Capitanía para guardar en el recuerdo.

En 2008, desempeño el cargo de AFEREZ: D. Jose Vicente Juan Perez.

Elegido en la Asamblea del Mig Añy del 2006 de un sorteo de dos candidatos, con una antigüedad de 20 años en la Fila e hijo de una persona muy conocida en el mundo festero como es el de “armas Tomas” y por lo tanto el momento que Que mas le gusta de estos días es el Encaro.

El boato es dirigido por la propia Fila con la estimable ayuda de Estanislao Casabuena en la puesta en escena, los trajes inspirados en libros de época han sido retocados por David LLorens y la ayuda impagable de la madre de Estanis Amparo.

Exploradores, escribanos, uno de ellos Javier García una persona muy querida en la Fila, anotando en sus papiros toda la información que le pasaban, el grupo de la Herrería con su fragua, de enorme preocupación de la Junta y Asociación por si el confeti que caía, podría provocar algún conato de incendio, las carrozas con las lanzas, espadas, los bidones de agua, hacia que esto fuera auténticamente un paso por el desierto a la lucha por conquistar las tierras a su señor, venia también la carroza de los médicos con sus instrumentos para reparar heridas con unos trajes en sintonía con lo que se pretendía.

Los caballeros en dos plataformas unidas, con colores crema, con una cota de malla, metales en la pechera y espalda y con ellos el hijo del Alférez Jorge Juan. Nuestro Alférez señorial de color blanco que en la tarde noche alcoyana daba un toque de luminosidad, su tunica bordada en hilo dorado.

Metales en la cintura y hombros con malla debajo del traje, su capa destacaba una pieza de pelo blanco.
No llevaba armas en las manos sino que estas las utilizaba para saludar a la gente que estaba entusiasmada con el espectáculo que estaba viendo, su carroza sencilla pero que hacia destacar su figura y la de todos los caballeros.

La favorita, hija del Alférez acompañada de dos amigas y por toda la corte de damas, con un turbante en color crema y coronadas por grandes plumas, las favoritas eran autenticas princesas árabes.
El ballet de Ana Calvo con sus Gitanas del desierto, lleno de colorido, fusia, morado, verde, azul, negro hacían que cambiaran la tonalidad del Boato dándole un bonito contraste.

El grupo Folclore “Las flores del desierto” con un original traje, con pañuelos en tono plateados que llevaban en sus muñecas moviéndole en un baile sugestivo y plenamente identificado con el ambiente, con su grupo de caballeros acompañándolas.

Todas las personas que componían el boato llevaban faroles con velas encendidas que le daban en la casi oscuridad de la tarde un toque muy especial. Además del maquillaje y la arena que se echaba, dando la sensación de una travesía por el desierto llenos de polvo, cansados pero comprometidos con su Alférez.

Fue una tarde que tanto disfruto los que participaban, como los que miraban y es que cuando se pone ilusión es las pequeñas cosas están se trasforman en grandes y maravillosas causas.
Mención especial hay que hacer a la escuadra de negros diseñada por ellos mismos.

El cabo batidor Rafael Moltò consiguió una de las mayores ovaciones del día con su camello que solo le faltaba que hablara, y su escuadra perfecta como hacia años no se había visto algo igual.
El traje combinando en Beige y verde, metales con el escudo, la originalidad del maquillaje con una capa larga en crema, un turbante con una originales rastas, completaron un gran Alférez 2.008.

En 2009 desempeño el cargo de CAPITAN: D. Antonio Guillem Picò.

Ya han pasado 14 años desde que su padre Santiago Guillem, le dio el sable de su Capitanía, para que el ostentara el próximo Capitán, y aquella promesa ya se ha hecho realidad.
Pero esta Capitanía no solo es el homenaje a un gran hombre y comprometido fester Santiago, sino a todos los cargos que a tenido la Fila desde su fundación, ese es el motivo central del boato de esta Capitanía.

Los actos comienzan el mismo día de la Dina con una Batucada recorriendo las calles de Alcoy.
El día 22 de Noviembre en el Restaurante La Montaña se invita a una comida a todos los cargos que han representado a nuestra Fila y por desgracia algunos ya no están con nosotros, vienen en representación de ellos 2 familiares por cargo. El acto fue muy entrañable y emotivo en el tomo la palabra nuestro Toni Guillén para ofrecer la Capitanía a todos ellos, a lo que le fue respondido con un cariñoso agradecimiento por parte de asistentes.

Y en nombre de la Junta queríamos que sintieran el cariño y reconocimiento de su Fila y de nuestro Capitán que les profesamos al que fue Bisabuelo, Abuelo, Padre e hijo de esta gran familia Abencerrajes.
Se le enseño una muestra de los cuadros que saldrían en l`entra a si como los trajes de los portadores, para que fueran ellos los primeros en elegirlo y que además pensábamos que seria un orgullo para ellos, llevar en andas a ser querido.

El día 28 de Noviembre fue la presentación Oficial de los trajes que saldrían en el Boato, diseñado por José Mohiña en el Teatro Salesiano, con un éxito de público y de satisfacion hacia los trajes presentados.
El día 28 de Marzo se realiza un concierto en el Teatro Salesianos, donde se presenta la obra especialmente compuesta para ser interpretada en l`Entra, que lleva por titulo “Santiago Guillen Capitán Abencerraje” dirigida por Saúl Gómez Soler, con la Banda de Albaida, coros y el Ballet de Inma Cortes.

Los beneficios del concierto de donan a las siguientes entidades:
Hogar Infantil de Alcoy, Gormaget, Asociación de Alzaimen de Alcoy y el Hogar de San José.
Una vez finalizado el concierto el Capitán invita a todos los espectadores que han asistido al concierto a un vino de honor en los Salones de la Universidad.
El concierto fue una grata sorpresa y en esos momentos todos los Abencerrajes que estábamos presentes, no cabía ninguna duda de que seria un gran Capitanía.

Y llego el gran día, otra vez la duda corría por Alcoy, si la crisis haría mella en los Boatos, y los Abencerrajes y nuestro Capitán demostraron que no, cerca de 1.700,- personas participaron, y alrededor del Capitán iban 19 grupo corales que vinieron de toda la Comunidad Valenciana, 3 grupo de percusión, 2 bandas de música, 10 directores de Orquesta dirigidos y coordinados por Saúl Gómez, aparte los Ballet de Inma Cortes y Ana Calvo, 19 caballeros, La Guardia y las Damas de la guardia.

Toni subido en una carroza espectacular formada por cuerpos de madera que representaba a sus caballeros en color dorado, el con un traje diseñado por José Mohiña e inspirado en la lejana Persia, en sus hombros se podía ver dos cabezas de León y unas alas en su pecho, mezcla de pieles en tonos marrones y pantalón en tela, un lujoso turbante de su padre, y otro casco puntiagudo presidido por una pluma, en la cabeza un aro o corona, los brazos descubiertos llenos de tatuajes acompañado por su sobrina María Berenguer.

Las Favoritas sus Hijas María y Cristina en 2 altísimas carrozas en forma de dos espectaculares elefantes dorados con telas y tules igual que ellas María en Azul y negro y Cristina en blanco marfil.
La escuadra de negros espectacular con un colorido amarillo, el casco con plumas, colmillos y bolas verdes, con pieles de tigre y cuero.

El banderín con dos individuos en camello, los porteadores de cuadros, la escuadra, las cautivas armenias, odalesques,Vosg-es, esclavas zulúes, escolta de las Favoritas, ename Kai, y el resto de la Fila hicieron que en 55 minutos, un tiempo record, saliera una Capitanía difícil de olvidar.

Ver la sonrisa de Toni, sus hijas y la cara de asombro de los coros viendo como los balcones se hinchaban a aplaudir es cosa única, solo Alcoy es capaz de transmitir esta magia.
Hay un hecho muy emotivo y que resume esta Capitanía es cuando Toni se encuentra a la entrada de la plaza y el cuadro del dibujo de su padre esta a punto de salir, Toni le ofrece la espada, a continuación la besa y la señala hacia su padre, es un momento muy especial, se encuentran dos grandísimos Capitanes que esta fila a tenido el orgullo de participar con ellos.

Epilogo:

En la convivencia de la Filá no se ha dejado de percibir el isocronismo de los años, ha pasado más de un siglo y seguimos con el mismo espíritu que nuestros fundadores.
Sin duda los nuevos acontecimientos, seguirán la trayectoria de los anteriores, y aumentando mas todavía por el entusiasmo que le dota los elementos personales de cada uno.

Si por ventura Aben-Hamet, «el último Abencerraje» que salió de Granada, hubiese sido infiel a su religión para merecer la mano de doña Blanca de Vivar, a cuya doncella amó, más que a la gloria y menos que al honor, y hubiese recibido su fe y su amor al pie del altar de los cristianos, a buen seguro que al paso de los siglos algún varón de la descendencia de ambos, habría optado, al conocerlas, por departir las «Fiestas Alcoyanas» con quienes tomaron el nombre, para ellas, de la poderosa familia de los ABENCERRAJES.

La fidelidad, creencias y el amor a nuestra Tierra y con nuestro cariño a nuestros antepasados hace y harán que siempre perdure como una gran Familia nuestra Fila Abencerrajes.
Hemos pasado, Alférez y Capitán y toda la Fila debe sentirse muy orgullosa por dos cosas:
1,- Del resultado, han sido esplendidos los Boatos y los cargos, la puntualidad y el orden.
2,- Cooperación demostrada de todos y cada uno de los individuos Abencerrajes Cuando se les pide colaboración la tenemos, al máximo.
Que toda la gente que ha pertenecido a esta Fila nos siga guiando en esta tradición y que nosotros estemos siempre agradecidos a todos ellos.
Que sirvan estas letras que hemos escrito como homenaje a ellos y que sepamos del esfuerzo que ha supuesto estos años conseguir lo que ahora estamos disfrutando.
Alcoy Enero 2010

Indalecio Carbonell Pastor. Pedro L. Estevan Moltò.